Menu

COLEGIO  CEPRI

               

                   PROGRAMAS DE INCLUSIÓN EN LA COMUNIDAD

 Desde sus inicios, la preocupación de CEPRI  ha estado en la línea de contemplar a la persona con discapacidad en interacción permanente y significativa con su entorno, ayudándola a desarrollar capacidades que le faciliten el  formar parte activa de la sociedad en la que vive: planificando su tiempo, teniendo oportunidades para elegir, tomando decisiones y conociendo, a través de experiencias, las posibilidades que le brinda la comunidad

 

Desde hace muchos años, venimos realizando actividades con otros centros educativos ordinarios. Estas experiencias son incluidas en nuestras programaciones como un Entorno Educativo más que facilita objetivos de normalización y socialización recíproca. Para nosotros, el aula no es el único entorno de aprendizaje; también lo es el patio, el comedor, el gimnasio… y los entornos que nos ofrece la comunidad: el polideportivo, los medios de transporte, el supermercado, y cómo no, otros colegios. Estas actividades compartidas podemos  agruparlas en distintas “modalidades”:

 

Patios compartidos.

Un  aula de nuestro centro acude a un patio, a un recreo del centro ordinario. Los profesores de CEPRI actúan como intermediarios de la relación entre los alumnos de los dos centros. Se pretende que los alumnos del centro ordinario actúen como tutores enseñándoles a jugar, siendo modelos adecuados de juego.

 

Actividades de “Integración parcial con apoyo”.


Alumnos de nuestro Centro participan, con el apoyo de un profesional de CEPRI  de forma semanal, en una actividad de un centro ordinario de nuestra comunidad. La actividad debe ser motivante para nuestro alumno/a y facilitar así su participación. Depende de un acuerdo establecido con dicho centro ordinario (en la actualidad CPEIP Benito Pérez Galdós de Majadahonda) y la disponibilidad de su claustro, que participa de forma voluntaria.

 

 


 

    Aula Estable

Desde el curso escolar 2016-2017 contamos con un Aula Estable para cinco alumnos, ubicada en el Colegio Concertado Hogar Buen consejo de Pozuelo de Alarcón.

Teniendo en cuenta los avances y las exigencias a nivel social, es decir el derecho de las personas con discapacidad a acceder a una educación inclusiva, y partiendo de nuestra experiencia y de la evidencia científica que avala la eficacia del aprendizaje entre iguales (niños de edad similar con habilidades comunicativas y sociales), nos planteamos la necesidad de crear Aulas Estables Inclusivas en Centros de Educación ordinaria.

 

Todas las personas tienen el derecho fundamental a la educación, como bien recoge la Constitución Española en su artículo 27. La escuela es el primer lugar de convivencia para una persona fuera del ámbito de la familia y, por ello, es deseable que todos los alumnos con discapacidad puedan recibir educación en los mismos espacios que el resto de población, para compartir espacios y experiencias.

 

El Aula Estable nos proporciona la posibilidad de solventar la complicada inclusión educativa de los alumnos con Trastornos del Espectro del Autismo y Diversidad Funcional, con necesidades de apoyo generalizado en comunicación social y en flexibilidad conductual, además de en su capacidad de aprendizaje cognitivo.

 

En este modelo educativo se cuenta con la posibilidad de individualizar la práctica educativa a la medida de cada alumno en base a las capacidades, intereses y necesidades de apoyo. Cada alumno tiene una programación anual individual en la que se da respuesta a sus necesidades educativas y en la que se plantean los tiempos de estancia en el aula de TEA o en el aula ordinaria, donde se cuenta con la presencia y el apoyo del profesional de CEPRI. Este plan se hace en colaboración y coordinación con los profesores del centro ordinario.

 

Este modelo también nos permite asegurar la formación específica y la suficiente experiencia profesional del equipo docente y tiene la enorme ventaja que supone la estimulante compañía de otros niños y niñas sin alteraciones del desarrollo que ofrecen modelos comunicativos y sociales a los alumnos con TEA, y es una gran oportunidad para los alumnos del centro ordinario de aprender de forma natural valores de solidaridad, cooperación, tolerancia  y respeto a las diferencias.

La revista VOCES de Plena Inclusión ha publicado un artículo sobre nuestro aula estable. Estas son las páginas donde se nos menciona pero os dejamos el link para que echéis un ojo al artículo entero.

LinK

 

 

 “Jornadas Deportivas de Inclusión CEPRI”.

 

Otro delos campos en los que seguimos trabajando la inclusión es a través del ámbito deportivo, ya que, en general, los alumnos se muestran muy motivados con este tipo de actividades, al igual que otros niños de su edad. Años atrás participamos en un programa organizado por el Ayuntamiento de Madrid denominado “Juegos de Convivencia” que suponía compartir algunas jornadas escolares con aulas de Centros Ordinarios realizando todo tipo de juegos de forma conjunta. Una de las cosas más interesantes es que en la  preparación de las jornadas participaban todos los alumnos, diseñando actividades, por ejemplo, en función del conocimiento que podían tener de los participantes de nuestro Centro.

 

Siguiendo este modelo, hemos promovido desde CEPRI una actividad que denominamos “Jornadas Deportivas de Inclusión CEPRI” en la que están implicados varios Centros Educativos de Educación ordinaria y otros tantos de  Educación Especial. Para esta jornada, contamos con la colaboración de un Instituto de Secundaria, donde se realiza el módulo de TAFAD. Es una actividad en la que a través del deporte se sensibiliza y se crean espacios para conocerse y compartir experiencias muy importantes para todos los participantes. Previamente se planifican actividades con los diferentes centros educativos para que los alumnos se conozcan antes y diseñar las actividades entre todos.

 

Valoramos de forma muy positiva estas experiencias. Generalmente la relación con otros niños de su edad proporciona situaciones más normalizadas en las que nuestros alumnos admiten las ayudas que se les presta y parecen disfrutar del momento. En la medida en que las realizan, aumenta su capacidad para participar en situaciones  similares. Por su parte, los alumnos de educación ordinaria que participan con nosotros, suelen expresar su 

satisfacción personal y sus ganas de repetir este tipo de actividades.  

 

Otras actividades

          

 Tratamos de aprovechar las actividades y eventos que se plantean dentro de nuestro entorno, lo que supone estar muy pendientes de las propuestas ofertadas desde los ayuntamientos, entidades privadas, asociaciones, otros centros educativos, etc., valorando las posibilidades de participación  y adecuación a las necesidades de cada uno de nuestros alumnos.

 

 En resumen, todo ello nos acerca a alcanzar el objetivo de que las personas con TEA puedan ejercer el derecho de acceder a una educación inclusiva. y  participar de entornos más ricos a ricos a nivel de estimulación social en el que puedan disfrutar del aprendizaje entre iguales.