Menu

¿QUIÉNES SOMOS?

Colegio Concertado de Educación Especial, específico de autismo y/o trastornos graves de la personalidad, tiene su sede en la C/ San Sebastián 25 de Majadahonda. 28220 MADRID

Es un centro concertado por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, cuya autorización definitiva fue publicada en el BOE del 30 de enero de 1986. La autorización de las aulas de Transición a la Vida Adulta, antes F.P. Aprendizaje de Tareas, fue posterior, de 8 de noviembre de 1991, BOE de 21 de diciembre de 1991.

  En la actualidad cuenta con 1 aula de Educación Infantil, 9 de EBO (Básica Obligatoria) y 2 de T.V.A (Transición a la Vida Adulta). El intervalo máximo de edad de permanencia en el centro para los alumnos está comprendido entre los 3 y los 20 años, ampliándose hasta los 21 con la correspondiente prórroga autorizada por la administración educativa.

Equipo técnico del colegio está compuesto por los siguientes profesionales: Maestros especialistas en educación especial, pedagogía terapéutica y/o audición y lenguaje. Psicólogos, pedagogos, logopedas, una trabajadora social, fisioterapeutas, auxiliares técnico-educativos y cuidadores para los servicios complementarios, además de otro personal con funciones administrativas, de limpieza y mantenimiento.


El objetivo prioritario del Equipo CEPRI es analizar, estudiar y desarrollar ideas, métodos o programas que ofrezcan la mejor respuesta educativa a las necesidades que plantean las personas con autismo y otras alteraciones graves de conducta.

ETAPAS EDUCATIVAS

ETAPA INFANTIL (3 A 6 AÑOS)

La etapa infantil es considerada en nuestro centro  de vital importancia, por ello se le da un tratamiento diferente procurando acercarnos todo lo posible, al menos en la metodología, a la educación infantil ordinaria.

Supone el primer contacto con el mundo social y escolar; por ello es importante planificar bien las primeras experiencias para que estas sean agradables y positivas.

Al principio el aspecto lúdico tiene mayor peso que el puramente pedagógico y progresivamente aumentaran los tiempos de trabajo.

Las actividades se trabajarán a través de Centros de Interés y /o Talleres que sirven de hilo conductor para el aprendizaje y consecución de los objetivos propuestos, tanto en el ámbito de grupo como individualmente.

Otro punto básico es el referido al orden y estructuración espacial y de los materiales. La organización por Rincones responde a la necesidad de integrar las actividades de aprendizaje a las necesidades básicas de los alumnos de estas edades.

ETAPA ENSEÑANZA BÁSICA OBLIGATORIA 

 

La amplitud de edad que abarca esta etapa es lo que conlleva a dividirla en diferentes ciclos (Básica 1, Básica 2, Básica 3...).

Los Entornos Educativamente Significativos son las  aulas, ya que en ellos se desarrolla el proceso de enseñanza – aprendizaje. Todos los espacios de la escuela y de fuera de la escuela con un rico y variado potencial educativo , donde se llevan a cabo las diferentes actividades encaminadas a la consecución de los objetivos.

Las actividades se pueden realizar de forma individual, con el grupo de aula referente y con un grupo mayor formado por las diferentes clases del mismo ciclo. Así fomentamos la consecución de objetivos comunicativos, de relación, habilidades sociales prioritarias para nuestros alumnos.

Al ser una etapa muy larga lo que diferencia los distintos ciclos son las diferentes actividades y la inclusión de contenidos más adaptados a la edad correspondiente.

En el último ciclo se incluyen actividades que les permitan interesarse por los entornos físicos y sociales relacionados con la vida adulta (materiales, tareas, ocio, personas) con el fin de facilitar su paso a la etapa posterior de Transición a la Vida Adulta.

ETAPA TRANSICIÓN A LA VIDA ADULTA          

El objetivo principal de la etapa de Transición a la Vida Adulta (TVA) es que cada persona llegue a lograr el máximo nivel de independencia posible en función de sus necesidades y capacidades, en los distintos entornos propios de la vida adulta.

Los agrupamientos flexibles en distintas actividades constituyen una seña de identidad en la metodología de esta etapa.

Un objetivo fundamental es conseguir las mayores cotas de desarrollo social a través: del conocimiento y control de los distintos entornos significativos; de la adquisición de conductas de cooperación con iguales y adultos; de la adquisición de estrategias de planificación del tiempo de ocio; de su participación en todos aquellos contextos en los que se desenvuelve la vida adulta (vida en el hogar, la utilización de servicios de la comunidad, etc.).

Se enseñan habilidades de autocuidado potenciando hábitos vinculados a la salud corporal, la seguridad personal y el equilibrio afectivo.

Se trabajan habilidades propias del mundo laboral por medio de distintos talleres: manufactura, textil (camisetas, pañuelos) y bisutería.

En esta etapa se lleva a cabo un programa de educación afectivo- sexual dada la importancia de este tema a estas edades.